Una Kermesse benéfica (1925)

Damos la bienvenida a un nuevo colaborador en estas Microhistorias. Más que colaborador, amigo. Y sabio, muy sabio. Álvaro Meléndez debuta en esta sección con una auténtica joya absolutamente deliciosa. Demostrando cómo partiendo de un hecho casual, podemos llegar a tener mayor conocimiento de nuestro pasado, incluso del más reciente. Os dejamos con sus palabras:

Hace unos días me llega información,  por la red,… ¿por cuál red va ser?…no hay otra… de la venta en pública subasta de una película del año 1925, atribuida a Pesini, y con temática de una fiesta celebrada en el Parque Ascensión de Badajoz.

50068973_26434665

Repasando mis fichas, sobre el lugar y la fecha, pude dar con la reseña que el diario Noticiero Extremeño, de 16 de junio de 1925, publicó sobre tal acontecimiento social. Esa, simplemente, es la Microhistoria que me gustaría presentarles: la crónica, relatada por un testigo, de aquella fiesta que hoy encontramos en cinta.

Por cierto, el autor de la película es Fernando Garrorena, como se señala en el relato, y Antonio Pesini lo que hace es ilustrar y firmar las cartelas que van anunciando los cuadros. Las familias Garrorena y Pesini conformaron una importante saga, en el Badajoz del siglo XX,  dedicadas a la fotografía y la imagen en general, sus historias darían para muchos relatos…

Lejos queda de nuestras posibilidades el acercarnos al precio que se pide por tal documento, el más antiguo que yo sepa rodado en Badajoz, ya que la película siguiente, y más conocida, es de 1928-29 que también Garrorena rodó para la Exposición Universal de Sevilla, pero alguna institución, ¿la Filmoteca de Extremadura?, podría preocuparse por su recuperación.

ACTUALIZACIÓN 27/04/2016

Finalmente, la Filmoteca de Extremadura (quién sabe si tal vez atendiendo a nuestro ruego) se hizo con la propiedad de esta cinta. Ya es patrimonio de todos los extremeños. Y la primera vez que se proyectará en Badajoz será el próximo día 26 de mayo de 2016 en el Teatro López de Ayala. Una oportunidad única de poder contemplar la primera película rodada, no solo en Badajoz, sino en toda Extremadura. Más información

Esta es la reseña de tal acontecimiento social, la kermesse benéfica de 1925, del que podríamos extendernos en los personajes que aparecen, tal y como fue publicada en la prensa:

La Fiesta de Caridad.

Se celebra en el parque de los señores condes de la Torre del Fresno la Kermesse benéfica.- Solo la finalidad de una fiesta como la celebrada el pasado domingo en el parque de los señores condes de la Torre del Fresno sería suficiente para elogiar cumplidamente a cuantas personas han puesto entusiasmos y sacrificios para conseguir que el acto organizado fuera una prueba más de los sentimientos caritativos que en nuestra capital existen.

50068973_26434630

Pero a este elogio hemos de unir otros, por el acierto de la Junta organizadora en dar amenidad y atractivo a la fiesta, por la delicadeza de los dueños del parque, señores condes de la Torre del Fresno, por la amabilidad que las señoras y señoritas asistentes tuvieron para la concurrencia invitada y por la alegría, encanto, delicias y grato solaz que en el ánimo de todos dejó esta fiesta de caridad en cuantos asistieron a la misma.

50068973_26434648

Muy típico y distinguido.- La alegre carretera del Vivero era un hormiguero de automóviles, ocupados por bellas señoritas típicamente vestidas, luciendo el clásico mantón verbenero, bonitas como soles y atrayentes de verdad. Desde la entrada del hermoso parque distinguensé animados grupos de jóvenes alegres que sienten el encanto de la hora vesperal bajo una red de faroles de colores, perfumados por esencias de rosales y gratamente oreados por un vaho fresquito de acequias y canales.

50068973_26434653

El parque parecía un cuadro chillón de color, enmarcado en la umbría del boscaje verdinegro, que coronan las acacias perfumadas. Los paseos, que se cruzan y enlazan, están animadísimos por el conjunto de parejas que disfrutan en la fiesta típica. La villa recuerda el misterio de encanto cargado de rumores y lleno de alegrías que nos ofrece la escuela veneciana en esos lienzos, joyas preciadas, que retratan el vivir opulento de las edades renacentistas italianas, con mujeres hermosas, murmullos de fontanas y soledades de fronda… En la frescura de la umbría suenan las notas callejeras de los organillos con alegría de encanto popular.

50068973_26434661

Lucen los puestos de pastelillos, helados, refrescos, buñuelos y chucherías, donde curiosean las muchachas, gozan los pequeños y custodian respetables señores.

Grupos de lindas señoritas bailan a los acordes de la Municipal. Con gentileza y gracia exquisita sirven sirven las mesas las monísimas y delicadas señoritas Pilita Plá, Carmencita Morales, Isabel y Mary García Lorencés y otras jóvenes cuyos nombres lamentamos no conocer, aunque por nuestra parte hicimos cuanto pudimos por saber sus gracias. Todo era animado, fino, delicado, encantador y atrayente.

50068973_26434643

50068973_26434654

Detalles de la kermesse.- La junta organizadora de la fiesta estaba integrada por las respetables señoras doña Pilar Álvarez, viuda de Pla; doña Rosa Páez de la Cadena de Barrientos y doña Amalia Marroquí de García Guerrero.

Los puestos.- Los distintos puestos instalados estaban a cargo de las siguientes distinguidas señoras:

Dulces: A cargo de doña Pilar Álvarez, doña Elisa Beaumont, doña Elisa Izquierdo y la señorita Matilde Navarro.
Gaseosas y cervezas: Doña Rosa Páez de la Cadena, doña Guadalupe Tort, viuda de Monsalves; doña Joaquina Álvarez Bas de Giménez y doña Amalia Marroquí de García Guerrero.
Buñuelos y leche: Doña Dolores Navarro y doña Dolores Rebanal.
Helados: Doña Salud Herrera, doña Concha Giménez y doña Juana Ortiz Casado.
Comisión de orden: la formaban don Agustín Alcalá Galiano, D. Antonio Álvarez, D. Manuel Giménez Cierva, D. Antonio López, D. José Páez de la Cadena, D. Federico González y Fernández de la Puente, D. Guillermo Álvarez, D. Gabriel Rodríguez Barrientos, don Juan Ignacio Medina Togores y don Juan Murillo.

Una película.-Durante el acto los Sres. Garrorena impresionaron detalles de la fiesta con una máquina cinematográfica [Las negritas son nuestras].

50068973

Algunos nombres.- Aquí viene para el cronista la hora peligrosa y el consabido perdón se hace forzoso porque nos fue imposible conseguir la lista total de las personas asistentes, aunque hicimos cuanto de nuestra parte estuvo por consignar públicamente los nombres de tantas señoritas distinguidas como allí vimos. Los que damos –a última hora recibimos de una amabilísima señora algunos– son debidos a la casualidad, exceptuando los que conservamos en la memoria.

50068973_26434651

Señores de López Moreno, Rebanal, Rodríguez Barrientos, Monsalves, Gutiérrez, Páez de la Cadena, López Prudencio, Lancho, Ortiz, Castro, Vives, Saavedra, Morales, Muñoz, Ambrona, López de la Puente, Carrillo, Crespo, Lossada, Del Solar, Medina Togores y Álvarez.

Señoritas Pilita Plá, Maruja Ruano, Carmencita Morales, Trinidad Padilla, Luz Alcón, Amelia, Margot y Angelita Morales, Isabel López, Luisa Morales, María e Isabel García Lorencés, Ascensión Monsalves, Luisa González, Pepita Ceballos, Carmen y Mary Monsalves, y de Ruano, Castro, Espárrago, Bolix, Duarte, Bueno, Andrino, de la Fuente, Sánchez, Luque, Navarrete, Urbina, de Miguel, Hernández, Ayala, Olgado, y muchas más, todas elegantes, finas y bonitas.

50068973_26434644

La copa.- La copa rifada, regalo de la señora Condesa, correspondió a D. José Bertolá, a quien la entregaron doña Pilar Álvarez, doña Rosa Páez de la Cadena y la señorita Maruja Ruano, que fue quién vendió la papeleta. El señor Bertolá hizo a la Junta un donativo de 25 pesetas.

50068973_26434640

50068973_26434636

Sevillanas.- Como número simpático citamos las sevillanas que bailaron las preciosas y encantadoras jóvenes señoritas Rosario Boloix y una linda pareja, que se distinguió por su corrección y etiqueta y que estaba integrada por la monísima Trinidad Padilla y el distinguido joven don Rafael Voltes, a todos los cuales felicitamos.

50068973_26434646

Últimamente cantó un “couplet” la señorita Ascensión Morales, siendo muy aplaudida.

Lo que notamos fue la escasez de elemento masculino, principalmente jóvenes, siendo muy de lamentar esto, teniendo en cuenta que era una fiesta de caridad y que solo por ello reclamaba la cooperación decidida de todos.

50068973_26434650

Terminó el acto a las diez de la noche, reinando hasta última hora la animación y la alegría. La kermesse estuvo brillantísima por lo cual enviamos a todos nuestra felicitación cariñosa…

(Noticiero Extremeño, 16 junio 1925)

50068973_26434663

 ———-

NOTA. Todas las imágenes que ilustran esta Microhistoria están sacadas de la web de Todo Colección, del anuncio de venta de la película que se hizo de la fiesta.

Aquí se puede leer más sobre los fotógrafos extremeños de la época, incluyendo, claro, a Garrorena y Pesini.


El encanto de la hora vesperal bajo una red de faroles de colores, perfumados por esencias de rosales y oreados por un vaho fresquito de acequias y canales


Todo era animado, fino, delicado, encantador y atrayente.


Lo que notamos fue la escasez de elemento masculino, principalmente jóvenes, siendo muy de lamentar esto.

¿Crees que merece la pena pagar algo por estas Microhistorias? Elige la cantidad que consideres adecuada. Pero si no, no pasa nada. Las seguiremos haciendo con la misma ilusión. Gracias por leernos.

Licencia de Creative Commons

Este texto, cuyo autor es Álvaro Meléndez Teodoro, está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons.

Enviar un comentario con Facebook

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This