15 años – 15 planos. 5 – Badajoz 1658

No, no hay una errata en el título. El plano del que tratamos en esta nueva entrada es también de 1658. Y de hecho muy relacionado con el anterior. Sin haber sido planificado, tenemos una visión completa del asedio de Badajoz por parte de las tropas portuguesas en 1658. Si en el anterior veíamos la perspectiva de los defensores en un plano dibujado entre el 2 de junio y el 21 de agosto de 1658, en esta ocasión tenemos un plano realizado por el bando atacante firmado el mismo día 21 de agosto de 1658. Esto permite tener la visión del asedio desde ambos bandos en una especie de imagen fija. Incluso el Archivo sueco los tiene con signaturas correlativas, este el SE/KRA/0407:05:027 a y el otro el SE/KRA/0407:05:027 b

Como acabamos de mencionar, se conserva en el Archivo Militar de Estocolmo [se], al que habría que hacer un monumento por suscripción pública, donde se localizó en 2001, en el legado del Marqués de Heliche que adquirió Johann Gabriel Sparwanfeldt [de] en 1699. Fue publicado igualmente por el el Ayuntamiento de Badajoz en el año 2003 dentro de la carpeta Badajoz en el Krigsarkivet. El hallazgo de la visión más lejana, con textos de Carlos y Rocío Sánchez Rubio. .

A diferencia del anónimo que vimos en la anterior entrega, este sí está firmado. Y nada menos que por João Nunes Tinoco [pt], perteneciente a una familia de gran relevancia y bien conocida en Portugal como arquitectos religiosos y civiles. De hecho, João es el autor de la primera traza urbana conocida de Lisboa, fechada en 1650, pocos años antes de este plano, cuyo original está perdido y que solo se conoce por copias posteriores.

El autor conoce perfectamente por dónde discurre la línea de circunvalación de este asedio de 1658, tiene las referencias orográficas exactas para ello. Pero no conoce bien la toponimia o el trazado urbano de la ciudad, por citar dos ejemplos. Y eso es justo lo contrario de lo que sucedía en el plano anónimo que vimos en la cuarta entrega de esta serie, por eso ambos planos se complementan de forma magistral, aunque no intencionada.

Precisamente esa exactitud a la hora de situar los elementos de la linea de asedio (fortines, reductos, líneas de trinchera, cuarteles…) es lo que ha convertido a este plano en una herramienta básica e imprescindible para intentar localizar posibles restos de esa línea de asedio. Y además con bastante precisión, como se muestra en la Microhistoria sobre el fortín terrero que escribimos hace un par de años, o en la incansable labor de Jorge Asensio en su página de Facebook.

Como curiosidad, el ingeniero que diseñó el asedio, el francés Nicolás de Langres [fr], se pasó al bando castellano poco después y ayudó a fortificar Badajoz, la ciudad que él mismo había atacado. Y todo para morir en 1665 a manos portuguesas en otro asedio, el que pusieron los portugueses a Vila Viçosa tras la batalla de Montes Claros.

Y con este documento, cerramos el capítulo de los planos de esta serie conservados en el Archivo Militar de Estocolmo. Nuevos destinos nos aguardan. El próximo, Berlín…

 

Datos técnicos del documento

  • Título: Planta da linha da circunvalação, redutos et fortes do sitio de Badajoz.
  • Autor: João Nunes Tinoco
  • Fecha: 1658
  • Dimensiones: 43 x 58 cm
  • Escala: [ca. 1:19.786] 4.000 pies [= 6,1 cm]
  • Institución: Archivo Militar de Estocolmo (Suecia)
  • Signatura: SE/KRA/0407:05:027 a.

Bibliografía

 

 

El plano de João Nunes Tinoco es una herramienta básica para localizar restos de la línea de asedio de 1658.

 


Enviar un comentario con Facebook

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This