Mh. La Galería olvidada

 

Hoy vamos a hablar de una galería de fusileros olvidada de Badajoz. Pero antes, a modo de introducción, vamos a explicar brevemente qué son y para qué sirven. Una galería aspillerada para fusileros –que ese es el nombre más académico– no es más que una galería situada en el interior de un baluarte, normalmente en sus flancos, con pequeñas aspilleras por donde pueden disparar soldados para cubrir el foso. Las galerías son útiles para impedir que el enemigo pueda transitar tranquilamente por el foso (si es que un enemigo puede estar tranquilamente paseando por el foso, claro). Las galerías están divididas en celdas individuales, o como mucho pares de celdas, mediante tabiques transversales cuya función es que si entra un explosivo por la aspillera se lleve por delante a ese fusilero, pero no a toda la galería al completo. Casi que mejor lo vemos con una ilustración.

Como veis en esta ilustración, elaborada por Reina de Corazones para un panel de señalización de la muralla abaluartada de Badajoz, los soldados están apostados en el interior del baluarte y pueden disparar por las pequeñas aspilleras, mientras un corredor comunica toda la galería.

En Badajoz se construyeron las galerías de fusileros en la década de los 70 del siglo XVIII, según los proyectos del ingeniero Pedro Ruiz de Olano. En el mapa siguiente podemos ver dónde se localizaban todas ellas.

De las galerías de fusileros que se hicieron en Badajoz, hoy día se “conservan” todas ellas, menos una. Un par de fotos de la galería del flanco derecho (según se mira desde dentro de la fortificación hacia fuera) del baluarte de San José, utilizada durante años como galería de tiro de la Policía Nacional.

Pero el que se conserven no quiere decir que sean accesibles. De hecho, la del baluarte de San Pedro o la del flanco derecho del baluarte de Santa María están ahí abajo intactas, pero no tenemos acceso a ellas. ¿Por qué? Pues porque en las obras del último siglo en Badajoz se han “perdido” estas entradas. Quiero decir, sabemos dónde deben estar las entradas, pero no tenemos acceso a ellas. Aunque con una buena excavadora las encontraríamos en un momento…

Pero yo quería escribir hoy de otra. La galería de fusileros olvidada. La del flanco izquierdo del baluarte de Santa María, en la pared que da con el nuevo Parque de los Sitios, ese donde está la fecha 1812 esculpida (pero no a cañonazos, como mucha gente aún cree).

Este lugar fue uno de los más castigados durante el asedio de 1812. En este flanco los cañones británicos abrieron una brecha en la muralla, por donde intentaron entrar en la noche del 6 de abril de 1812. Si habéis visto la maqueta del Museo de la Ciudad os haréis una idea de cómo era una brecha (y si no la has visto, ya estás tardando, alma de Dios). En teoría, la galería de fusileros quedó destrozada, deshecha después de recibir miles de cañonazos y caerse prácticamente la muralla y el relleno, y cuando se reconstruyó el baluarte en ese mismo mes desapareció la galería. ¿Seguro? Pues yo creo que no, y tengo alguna prueba documental…

La clave está en cómo se hacía una brecha en una muralla.

La teoría dice que durante días los cañones machacan la muralla hasta hacerla migajas que caen al foso, formando un montón de desechos que puede utilizarse como rampa para que suban las tropas. De hecho, cuando una brecha se declaraba “accesible” por los ingenieros quería decir que los soldados ya podían subir por la cuesta con sus armas, y eso indicaba que el asalto era inminente. Os pongo un ejemplo gráfico con la brecha que abrieron los británicos el año anterior en los muros de la alcazaba, sacada de otro plano que el General Lamare incluyó en su obra Relation des siéges et défenses d’Olivença, de Badajoz, et de Campo-Mayor, en 1811 et 1812...

Si os fijáis, la línea continua indica el estado original del muro. Después de unos cuantos días de machaque vil por parte de la artillería, el 4 de junio ya tenía el perfil señalado aa, es decir, los materiales derruidos se iban acumulando al pie de la muralla, pero todavía estaba demasiado empinada la cuesta como para que fuera accesible, así que… ea, a machacarla 4 días más. La línea bb indica cómo estaba ya el 8 de junio. El perfil de la línea es mucho más inclinado y suavizado, y ya se podría subir por la rampa (aunque para mi gusto todavía le quedan unos días más de machaque, pero es que yo soy un poco gandul para según qué cuestas). Un ejemplo de cómo eran las rampas es también el derrumbe del año pasado en puerta Trinidad, que se asemeja mucho a cómo debían ser las brechas en aquella época.

Pero lo que me interesa que veáis es que la base de la muralla va quedando enterrada en el montón de escombros y, por tanto, intacta. Si trazo una línea vemos que por debajo de ella no hay daños apreciables en la muralla. Esto es debido a varias razones, como que los cañones no podían disparar con tanta facilidad a la base del muro.

Es decir, que hay un nivel por debajo del cual no hay prácticamente daños. ¿Puedo poner algún ejemplo en el propio Badajoz? Sííííí… En la otra gran brecha que se abrió en 1812, la del baluarte de la Trinidad. En el lugar donde también está la inscripción 1812 (y tampoco esta la hicieron a cañonazo limpio). Mirad bien las fotos siguientes.

A simple vista, una “cacho” muralla y ya está. Pero si nos fijamos con atención, la zona donde está inscrita la fecha 1812 en la primera fotografía tiene una “textura” distinta de la base de la muralla, donde predominan las hileras de piedras. ¿Por qué? porque la base conserva el muro original, es decir, no fue casi dañado durante el asedio, mientras que la parte de arriba fue muy machacada y al reconstruirla tras la toma de la ciudad no se pudo hacer igual. En la otra foto también se aprecia el límite lateral de la brecha, mirad bien las disposición de las piedras. Casi, y sin casi, podríamos trazar la línea por donde iba la brecha. Por tanto, podemos decir de nuevo que hay un nivel por debajo del cual no hay casi daños.

Bajo ese nivel, o muy cerca, estaría probablemente nuestra galería de fusileros de Santa María. Es perfectamente posible que no sufriera muchos daños durante los bombardeos, o quizás los suficientes para inutilizarla, pero no destruirla. Al reconstruirse el baluarte se hizo con rapidez, pues el enemigo francés todavía andaba cerca y, con bastante probabilidad, simplemente se rellenó de tierra y “se lució”. Y allí descansa nuestra galería de fusileros olvidada, esperando que una excavadora venga a recuperarla.

Hasta ahora eso era una teoría más o menos personal que podías creer o no. Una de las batallitas de los que se entretienen con estas cosas las tardes de Badajoz. Pero, jeje, ahora tengo pruebas. En 1824, es decir, tan sólo 12 años después de los hechos, pasó por Badajoz un ingeniero francés encuadrado en los Cien Mil Hijos de San Luis (me vais a permitir que no dé nombres aún). Aprovechando que estaba por aquí y que Badajoz seguía siendo una ciudad de importancia estratégica, levantó el plano de la ciudad y su fortificación más preciso de cuantos yo he conocido hasta ahora. Y una de las cosas que dibujó a partir de sus cuidadas mediciones, en las que seguro que le ayudaron viejos soldados españoles o franceses que estuvieron en Badajoz en aquellos días del asedio de 1812, fueron perfiles de todos y cada uno de los elementos de la fortificación con un detalle nunca hasta ahora visto.

Miremos el perfil del flanco izquierdo del baluarte de Santa María

Et voilá!! Ahí la tenemos, enterrada en el interior del baluarte, en trazo discontinuo, indicativo de que no estaba en muy buenas condiciones, pero estaba. Nuestra galería. La galería de fusileros olvidada de Badajoz. Algún día se harán excavaciones (espero sinceramente que no con una excavadora, la verdad) y nos mostrará los secretos que aún guarda desde hace ya 201 años.

Saludadla cada vez que paséis por allí. Yo lo hago, soy así de rarito.

¿Os ha gustado? pues dejad comentarios, por favor.


Enviar un comentario con Facebook

9 Comentarios

  1. Carlos: ¿y esto es una microhistoría? MENUDO CURRO. UN ABRAZO

    Responder
  2. Precioso, realmente precioso. Igual no exagero al afirmar que de nuestra muralla abaluartada entre lo que está oculto bajo tierrra y lo que no está aprovechado, no luce ni la más mínima parte. Aún queda un gran trabajo de recuperación.

    Y tal vez me confundo pero, ¿no existe otra galería de fusileros que no está inluida en la foto aerea de todas las galerías y que se encuentra en el baluarte de la Trinidad en la cara exterior que mira a San Roque? Así creo yo recordarlo, tal vez por la presencia de unas aspilleras, pero ya estoy empezando a dudar, no estoy muy seguro de que ahí haya aspilleras. Desgraciadamente, no puedo comprobarlo in situ hasta dentro de muchas semanas.

    Responder
    • Hay un par de aspilleras, una en la cara derecha y otra en la cara izquierda, muy cerca ambas del ángulo flanqueado. Pero no son galerías de fusileros (yo también lo pensé mucho tiempo). Son una especie de respiraderos de un almacén o depósito que está allí dentro. Tampoco tengo clara la cronología. ¿Cómo se entra allí? pues no tengo ni idea, sinceramente (y mira que me gustaría). Quizás por la parte superior, como en el resto de almacenes de ese baluarte, quizás por una entrada “perdida”…

      Responder
  3. Muy interesante, un placer leerlo…

    Responder
  4. Si señorito, qué bien escrito está. Con lo poco que me gustan a mi los cañones y los asedios, estoy aprendiendo a mirar la muralla de otra forma. Oye una cosa, siempre le había llamado saetera a las aspilleras, ya supongo que son diferentes aunque con la misma finalidad: freir a los enemigos que se les ocurra dar un paseo por el foso, 😉

    Responder
    • Es que en esta época ya no había saetas, por eso cambia el nombre, aunque la forma y la función es más o menos la misma

      Responder
  5. Perdón! el comentario anterior es mío.

    Responder
  6. Estupendo. Felicidades,
    me ha enganchado.

    Responder
  7. Buenas, muy bueno el estudio. Aquí en Cádiz también tenemos una galería aspillerada para el uso del fusil, pero esta desgraciadamente no esta de cara al publico. Por ello desde hace mas de una década estudio todas las minas,contraminas,caponeras, etc que existen en Cádiz. Un cordial saludo.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This