¿Qué es el Atlas Medici de Lorenzo Possi?

¿Qué es el Atlas Medici de Lorenzo Possi?

Pero exactamente, ¿qué es el Atlas Medici de Lorenzo Possi?

Pues ni más ni menos que una verdadera joya bibliográfica y cartográfica, que Lorenzo Possi elaboró hacia el final de su vida, en 1687, para regalar a Ferdinando de Medici, heredero de la corona toscana, utilizando los materiales que había ido acumulando durante los casi 20 años que sirvió a la Monarquía Hispánica. Por tanto, aparecen todos los territorios donde estuvo destinado, incluyendo la Raya. Possi le dio al conjunto una uniformidad y embelleció sus materiales con una calidad técnica y estética impecable, digna de la familia Medici. Entre los planos Y VISTAS que incluye de la Raya están los de Alcántara, Valencia de Alcántara, Alburquerque, Badajoz, Jerez de los Caballeros, Moraleja, Olivenza, Juromenha, Évora, Portalegre, Campo Maior, Arronches, Mourão, Moura, Vila Viçosa o Estremoz, además de otros muchos de sus restantes destinos: Cartagena, Orán, Melilla y sobre todo Cataluña.

Y con ser lo más importante, el Atlas de Possi no es el único gran descubrimiento realizado en la investigación, pues se ha conseguido re-datar en 1665 un atlas hasta ahora considerado una simple copia del XIX, con planos de la Raya, y también localizar parte del archivo personal de Lorenzo Possi. El próximo día 20 de octubre a las 20:00 se presenta la investigación y la edición del Atlas Medici de Lorenzo Possi, editado por 4 Gatos y patrocinado por la Fundación Caja de Badajoz, en la Real Sociedad Económica del País de Badajoz. Os esperamos.

En la imagen: la dedicatoria del Atlas “Al Serenísimo Ferdinando III, Gran Príncipe de Toscana”, con el escudo de los Medici.

 

La página de El Atlas Medici de Lorenzo Possi estará activa a partir del día 20 de octubre de 2014, tras la presentación pública de la obra

Mh: El fortín terrero

Mh: El Fortín terrero

Nuevo capítulo de nuestra sección de Microhistorias. Hoy vamos a ver un ejemplo de la utilización de Google Maps, Google Earth y Bing Maps en la investigación histórica, aunque sea a escala local, que también es posible. Ya lo hicimos cuando vimos los impactos de artillería del baluarte de Santiago, aunque su utilización ahora va a ser como herramienta pura de investigación. Y el resultado es espectacular. Lo que os enseño hoy ya se ha presentado en algunos círculos reducidos, pero digamos que ésta es su presentación oficial al gran público.

A escala global, estos tres servicios (ojo que muchas veces Bing tiene mejores imágenes que Google) ya han mostrado sus prestaciones numerosas veces. Desde el descubrimientos de cráteres de impacto de meteoritos desconocidos (cráter Kamil [eng.] y su localización) o villas romanas enterradas, por poner dos ejemplos.

En mi caso, lo he utilizado muchas veces para tratar de localizar restos de estructuras que sabemos que existieron y de las que, gracias a la cartografía histórica, conocemos más o menos de forma precisa donde “deberían” estar. Para ello lo primero que se necesita, claro, es que la zona no haya sido arrasada por el hombre con edificaciones nuevas (es absurdo intentar buscar los restos de las trincheras o de las baterías británicas de la Picuriña de 1812 en mitad del barrio de San Roque, por ejemplo). Así que los que viven en poblaciones relativamente pequeñas, que no han tenido un gran desarrollo urbanístico y con abundante cartografía histórica tienen ventaja. Vamos a ver un caso preciso en Badajoz. El asedio de 1658.

(más…)

Pin It on Pinterest