Hace 204 años… “Ensign Dyas and the Stormers”

Re-inauguramos la colaboración de autores externos en estas Microhistorias. Después de la experiencia del pasado 28 de diciembre, en la que creó una Microhistoria sobre los restos del general Menacho ya legendaria (y por la que aún le andan buscando para ajustar las cuentas), Jacinto J. Marabel vuelve a la carga. Os aseguro que en esta ocasión todos los datos son verídicos… Dejemos pues la palabra a Jacinto:

Una entrada anterior de esta web se hizo eco del “Badajoz Day”,  como tradición arraigada en una de las unidades británicas herederas de los destacamentos que asaltaron esta ciudad en 1812. Hoy queremos recordar otra de esas tradiciones: “Ensign Dyas and the Stormers”, en la que el 2º batallón de Yorkshire, en West Riding, sucesor de aquel 51º regimiento de infantería ligera británico que se batió con honor, aunque infructuosamente, en los sucesivos asaltos al Fuerte de San Cristóbal en junio de 1811, recuerda a uno de los héroes de la, por ellos conocida, Guerra Peninsular [en]: el alférez Joseph Dyas [en].

San Cristobal Oman

El Fuerte de San Cristóbal en la obra sobre la Guerra Peninsular publicada por Charles Oman en 1911

Joseph Dyas fue el personaje real en el que se inspiró Bernard Cornwell para su serie sobre el soldado Sharpe, interpretado en la pequeña pantalla por Sean Bean y uno de cuyos libros tiene como protagonista a la ciudad de Badajoz. El alférez Dyas nació en la pequeña ciudad irlandesa de Ballymena, de donde es otro célebre actor: Liam Neeson, que bien podría interpretar a su paisano Dyas en el episodio de los asaltos al Fuerte de San Cristóbal en 1811.

Sean Bean, caracterizado como Richard Sharpe en el asalto a Badajoz en 1812.

Sean Bean, caracterizado como Richard Sharpe en el asalto a Badajoz en 1812.

En la noche del 6 al 7 de junio y con veinte años, Dyas comandó el Forlorn Hope [en], el grupo de voluntarios que precedía al destacamento de asalto en la toma de las plazas. La operación en sí fue una chapuza: la brecha en el fuerte de San Cristóbal aún no era practicable y las escalas que debían aupar a unos ciento cincuenta granaderos, en su mayor parte portugueses, alemanes, croatas e italianos, eran demasiado cortas. Los hombres quedaron atrapados en los fosos y la guarnición francesa del Fuerte dio buena cuenta de la mayor parte de ellos: el historiador Charles Oman cifró en noventa y cuatro el total de bajas. Del Forlorn hope tan sólo sobrevivió uno: Joseph Dyas, que fue promocionado de inmediato a teniente.

Asedio de Badajoz en 1811.

Asedio de Badajoz en 1811.

Óleo de Joseph Dyas, pintado por John Flamanck que se encuentra en el comedor de oficiales del 3º batallón de Rifles, en Edimburgo

Joseph Dyas, pintado por John Flamanck. Comedor de oficiales del 3º batallón de Rifles. Edimburgo.

Como el Ejército francés del mariscal Soult estaba próximo a auxiliar la Plaza, Lord Wellington ordenó un segundo asalto a San Cristóbal la noche del 9 al 10 de junio; y Dyas volvió a encabezar la expedición. En esta ocasión la brecha era practicable y las escalas, de casi nueve metros, suficientes para alcanzar los muros del Fuerte, pero cuando los Chasseurs Britanniques [en] encargados de portarlas alcanzaron la explanada, en lugar de pasarlas entre las empalizadas, las arrojaron de cualquier manera al foso: las pesadas escalas se entrecruzaron y no hubo manera de apoyarlas en los muros. La carnicería fue aún mayor en esta ocasión y las bajas del destacamento alcanzaron los ciento treinta y nueve hombres. Nuevamente y cuando todos lo daban ya por muerto, Joseph Dyas volvió a aparecer en el campamento británico como un espectro, valiéndole la promoción inmediata a capitán. Aunque nunca ostentó este grado, ni en las sucesivas batallas que aún libraría en esta guerra, ni en Waterloo, ni en la India, donde acabaría su carrera militar para regresar a Ballymena. Allí murió en 1850, siendo enterrado en el viejo cementerio de la Iglesia de San Patricio.

geograph-327631-by-Albert-Bridge

El cementerio y la iglesia de San Patricio en Ballymena. © Albert Bridge and licensed for reuse under this Creative Commons Licence

En Ballymena, donde las autoridades le han rendido homenaje recientemente [en], se ha recordado estos días los hechos ocurridos en Badajoz en 1811, vinculando el patronímico badajocense con uno de sus hijos predilectos. Mientras tanto, nuestra ciudad, donde muchos desconocen su historia, continúa esperando el reconocimiento a este y otros muchos protagonistas de su pasado.

La tumba de Joseph Dyas en el cementerio de Ballymena

La tumba de Joseph Dyas en el cementerio de Ballymena

Detalle de la placa en la tumba de Joseph Dyas

BONUS: El homenaje a Dyas en Ballymena con vídeo del acto en el que intervienen recreadores.

BONUS 2: Joseph Dyas tiene hasta una página de Facebook, con más información y fotografías. Y también el 51th de Infantería Ligera.

Joseph Dyas, pintado por John Flamanck. Comedor de oficiales del 3º batallón de Rifles. Edimburgo.

El alférez Joseph Dyas sirvió de inspiración directa para crear a Richard Sharpe


Joseph Dyas encabezó por dos veces en pocos días el forlorn hope de asalto a San Cristóbal en 1811

Licencia de Creative Commons

 

Esta obra cuyo autor es Jacinto Marabel Matos está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons.

Enviar un comentario con Facebook

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This