Corographía y descripción del territorio de la plaza de Badaxos y plazas del reyno de Portugal confinantes a ella

Edición bilingüe español-portugués, publicada por el Gabinete de Iniciativas Transfronterizas de la Junta de Extremadura en conmemoración de su 10º Aniversario. La obra se centra en el estudio del plano dibujado en 1658-1659 por Bernabé de Gainza, oficial de la secretaría de Guerra de Mar y aposentador de la Casa y Corte del Rey Felipe IV, como el mismo autor explica en el plano. Se trata de un documento de excepcional importancia, re-descubierto por 4 Gatos en el Archivo Militar de Estocolmo o Krigsarkivet [sue.].

El plano representa los límites entre los reinos de Castilla y Portugal durante los años de 1657-1659, en plena Guerra de Secesión de Portugal (conocida por la historiografía portuguesa como Guerra de Restauração), ofreciéndonos una descripción visual exhaustiva del frente más activo y fundamental de la contienda: el llamado “frente extremeño“, que en este documento queda delimitado de norte a sur por las localidades de Alburquerque y Mourão.

Lo que Bernabé Gaynza recrea en este mapa es una corografía, es decir, una descripción geográfica de un territorio sobre la que el autor superpone información de carácter estratégico-militar. El mapa se confeccionó en dos momentos temporales, que se aprecian tanto en el aspecto físico del documento como en las cronologías de los hechos en él relatados. Lo primero que se realizó, como es lógico, fue la corografía, la descripción más o menos exhaustiva de la zona, que el autor firma en Madrid el 4 de agosto de 1658. Es muy posible que Gainza efectuara este trabajo por encargo de D. Luis Méndez de Haro, el entonces valido del rey Felipe IV, quien por esas fechas se preparaba para desplazarse a la zona al mando de un potente ejército con el objeto de levantar el “sitio” de Badajoz puesto por el ejército portugués desde junio de ese mismo año.

Él había dibujado en Madrid el mapa con la descripción geográfica, la corografía, que permitía al ejército conocer y transitar el territorio cercano a la Raya a través de sus caminos, vados y esguazos.

Sobre la corografía, y ya en Extremadura, Gainza dibujó el “sitio” de la ciudad de Badajoz y su levantamiento, y el inicio del asedio de la vecina Elvas producido a finales de ese mismo mes. Por esta razón, el autor realiza dos añadidos al mapa original, el uno llamado “Nueva Declaración” y el otro titulado “Yelves sitiada por el exército del Rey Nuestro Señor desde 22 de octubre de 1658“.

Gainza recrea en el mapa dos niveles de información íntimamente relacionados entre sí, los elementos físicos o estrictamente corográficos, y aquellos otros pertenecientes al plano político y militar. Estos últimos son los que otorgan al documento una dimensión temporal e histórica, por cuanto fueron producidos por la acción de los hombres que protagonizaron los hechos que Gainza nos relata en su obra.

En el espacio físico representado por Gainza, que abarca el territorio comprendido entre Montijo y Estremoz -de este a oeste- y Alburquerque y Mourão -de norte a sur-, se dibujan los elementos topográficos más importantes de la zona, como los bosques, sierras y cerros, y la red fluvial. Pero la aparición de todos estos elementos físicos obedece fundamentalmente a un carácter utilitario de tipo bélico más que a la voluntad de reflejar la auténtica topografía de la zona.

Es por tanto el segundo nivel, el de carácter político y militar el que predomina en esta representación corográfica imponiéndose sobre los aspectos físicos. En este sentido la atención preferente del plano se focaliza en la representación de las cuatro poblaciones principales de toda la Raya: Badajoz, Yelves, Olivenza y Campomayor, ocupando el resto de las localidades una posición de mucha menor importancia, que se traduce en una ubicación espacial no siempre acertada.

A diferencia de las poblaciones, la red de caminos se dibuja en el mapa con mayor precisión y exhaustividad,  pues incluso se tienen en cuenta las vías secundarias. Estos caminos, además de unir las diferentes poblaciones entre sí, posibilitaban los desplazamientos de las tropas de un lugar a otro.  Esta circunstancia convierte al plano de Gainza en una importante herramienta de carácter militar para la planificación de campañas y el conocimiento exacto del territorio.

Corografia

Pero si hay un aspecto que subraya el valor militar del documento es el que se refiere de manera exclusiva a los diferentes tipos de fortificación presentes a un lado y otro de la frontera, a través de los cuales resulta factible también medir el enfoque dispar que a este conflicto dieron ambas monarquías enfrentadas. Así, las fortificaciones de las poblaciones españolas, cuando existen, son realizadas con materiales pobres o están ya anticuadas, como la de Badajoz, cuyas murallas presentan aún la tipología medieval, insuficiente para resistir los ataques de la artillería de la época. Frente a esta desidia del lado castellano, producto casi siempre de la falta de fondos, la Corona portuguesa se aplicó a fortificar convenientemente las plazas fronterizas desde el mismo comienzo del conflicto. No sorprende, por tanto, comprobar la fortaleza y consistencia de las murallas en las poblaciones portuguesas, todas ellas protegidas siguiendo ya el nuevo modelo abaluartado.

En definitiva, la frontera que dibuja Gainza no es un espacio difuso, sino real, físico y de naturaleza militar, que se representa plásticamente con una línea bien trazada que separa dos territorios en un tiempo de guerra concreto, los años 1657-59. Unos años en que esta frontera (la más antigua y duradera de las que separan naciones europeas) permanecía estable a pesar de los asedios de Badajoz y Elvas. Pero hay que recordar que durante los 28 años que duró esta contienda, la frontera entre ambos países soportó numerosos cambios que el Tratado de Paz de 1668 se encargaría de borrar, dibujando de nuevo la frontera previa al inicio de la contienda.

Datos técnicos de la obra

  • Edición no venal.
  • Textos: Carlos Sánchez Rubio, Rocío Sánchez Rubio e Isabel Testón Núñez.
  • Edita: Gabinete de Iniciativas Transfronterizas de la Junta de Extremadura.
  • Textos en español y portugués.
  • Dimensiones: 21×29 cm.
  • Páginas:32.
  • Plano a todo color de tamaño real: 71×74 cm.
  • Depósito legal: BA-464-03.

Más herramientas


 

Lo que Gainza recrea en este mapa es una corografía, una descripción geográfica de un territorio sobre la que superpone información de carácter estratégico-militar.

 



Enviar un comentario con Facebook

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This