Todo ejército y toda guerra necesita cartografía. Cuanto mejor sea la documentación cartográfica que maneje el alto mando, mejores y más acertadas serán las decisiones que podrá tomar, lo que se traducirá en campañas victoriosas, ciudades conquistadas o territorios defendidos. Por eso, la elaboración y obtención de cartografía actualizada y fiable se ha convertido en una preocupación para todos los ejércitos.

En este estudio, presentado como Trabajo de Fin de Grado (TFG) para la obtención del título de Grado en Información y Documentación por la Universidad de Extremadura, se hace un recorrido por la evolución de la representación cartográfica y su utilización militar a lo largo de los últimos siglos. Partiendo de la que denominamos cartografía artesanal de los siglos XVI y XVII, en la que el ingeniero cartógrafo recorría el terreno, levantando planos de forma casi artesanal, hasta llegar a la cartografía científica, ya en los siglos XVIII y XIX, cuando las herramientas matemáticas disponibles, fundamentalmente la trigonometría, facilitarán el levantamiento de planos cada vez más cercanos a la realidad.

Es necesario tener en cuenta, además, que esta cartografía militar tiene una finalidad utilitarista, no se realiza para contemplar la belleza del terreno, sino para conocer el territorio por donde deben discurrir las tropas, dónde deben acampar, cuáles son los mejores lugares para el aprovisionamiento de comida y bebida para tropa y animales, dónde se encuentran los lugares más aconsejables para realizar emboscadas o defenderse ante un ataque enemigo, cuáles son los puntos débiles de una fortificación y poder actuar en consecuencia, etc. Por tanto, la información prima siempre sobre la decoración, aunque no por ello deben olvidarse los elementos decorativos que en ocasiones se encuentran en esta documentación.

El trabajo hace una pequeña clasificación de este tipo documental, atendiendo a su finalidad y utilización por parte, tanto del alto mando en los despachos, como de las propias tropas sobre el terreno. Corografías, itinerarios, croquis, vistas en alzado, etc, se muestran en sus características más definitorias, proporcionando además ejemplos de cada uno de estos tipos.

En la segunda parte de la obra se hace un repaso a las estrategias seguidas por los ejércitos contendientes en la Guerra de la Independencia Española para la obtención de la cartografía fiable que facilitara el movimiento de tropas por la Península. Los tres ejércitos principales, el francés, el español y el británico (donde hemos englobado también al portugués) siguieron estrategias similares, con la creación de cuerpos especializados que suplieran al alto mando de documentos cartográficos, sin descartar el robo ocasional de cartografía enemiga, como se muestra en algún ejemplo.

En definitiva, una obra para introducirse en el campo de la cartografía militar durante la Edad Moderna y su utilización en una conflicto bélico concreto. Se acompaña de ilustraciones y planos de ejemplo que facilitan la comprensión global.

Datos técnicos de la obra

Más herramientas

  • ¿Tiene alguna pregunta sobre la obra o su contenido? ¿Necesita alguna aclaración? Póngase en contacto con nosotros y le aclararemos todas sus dudas, tanto editoriales como del contenido específico de la obra.

Un recorrido por la evolución de la representación cartográfica y su utilización militar a lo largo de los últimos siglos.


Enviar un comentario con Facebook

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This