198 años del asalto y toma de Badajoz

Esta noche se cumplen 198 años del asalto y toma de Badajoz por las tropas británicas en 1812 durante la Guerra de la Independencia. Nuestro pequeño homenaje a todos los que lucharon aquél día por sus ideales o, la mayoría de las veces, porque era su medio de vida y habían prometido hacerlo así. Queremos recordar no los hechos de armas, sino a las personas que lucharon. Y no hemos encontrado nada mejor que esta descripción de las horas previas al asalto, en la que Robert Blakeney, que luchó aquella noche,  expresa cuáles eran los sentimientos de los que poco después se dirigirían a las brechas… Sin duda, los franceses, en el interior de Badajoz, tuvieron sentimientos muy similares…

“Hay un sentimiento de solemnidad que acompaña la espera en cada gran acontecimiento de nuestras vidas y el hombre que es totalmente insensible para tal emoción es poco, o nada, mejor que una bestia. Aquel momento estaba bien calculado para colmar cada alma en todo el ejército; para mezclarse con la expectación, la esperanza y el suspense, el momento se hizo aún más conmovedor para nuestros corazones con la música de varios de los regimientos, que tocaban al frente de cada batallón mientras los soldados paseaban alrededor, para seducirlos durante aquella última hora. La banda de mi cuerpo, el 88º, todos irlandeses, tocó varias melodías de su tierra y es imposible describir el efecto que tuvo sobre todos nosotros; una melodía como “Savoureen Deelish” es suficiente, en cualquier ocasión, para inspirar un sentimiento de melancolía, pero en un momento como aquél actuó poderosamente en las emociones de los hombres: recordaron sus distantes hogares, sus amigos y los días que se fueron. Era Domingo de Pascua*; y el contraste que presentaba su posición actual con lo que debería haber sido si estuvieran en su tierra natal, proporcionaba suficiente alimento para ocupar sus mentes. Pero no se les permitió más tiempo para la reflexiones. La llegada de los generales Picton y Kempt, acompañados de su estado mayor, fue la señal para la formación de la columna de ataque y casi inmediatamente se ordenó a los soldados presentar las armas…”

BLAKENEY, Robert: A Boy in the Peninsular War: The Services, Adventures, and Experiences of Robert Blakeney, Subaltern in the 28th Regiment. Londres, Murray, 1899

*En realidad, el 5 de abril no fue Domingo de Pascua, que aquel año fue el 29 de marzo, pero los sentimientos no cambiaron por ello…

Si quieres escuchar, como Blakeney aquella tarde, el “Saboureen Deelish”, pincha en el siguiente enlace (necesitarás Spotify para escucharlo. Si no lo tienes, nosotros tenemos aún invitaciones disponibles para poder descargarlo):

Leo Rowsome – Savoureen Deelish / Clare’s Dragoons


Enviar un comentario con Facebook

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This