15 años – 15 planos. 14 – Badajoz, 1704

Seguimos en el Castillo de Vincennes, en el Servicio Histórico de la Defensa de Francia, para encontrarnos con un nuevo autor. El ingeniero militar francés Louis-Joseph de Plaibault de Villars-Lugein (Villars-Lugein a secas, para los amigos) que, al frente de un grupo de ingenieros franceses, fue enviado a la Raya para encuadrarse en el ejército francés que apoyaba a Felipe de Anjou (Felipe V) contra los aliados luso-anglo-holandeses del Archiduque Carlos de Austria, en la Guerra de Sucesión Española.

Una de las primeras misiones de este grupo de ingenieros, entre los que podemos citar a Goulet de Brevannes, Guillyn, Charrier, Constantin, Picot, La Rerye o Leblond de La Tour, fue hacer un reconocimiento de las plazas fuertes de la frontera y realizar proyectos de mejora de las fortificaciones. Villars-Lugein llegó a Badajoz el día 6 de abril de 1704 (¡otro 6 de abril en la historia de Badajoz!) y rápidamente elaboró su informe sobre el estado de la fortificación acompañado de un proyecto para su reforma, pues su estado era lamentable, pese a que en teoría se había terminado de construir cinco años antes. Como tantos ingenieros militares que han pasado por Badajoz a lo largo de los siglos incidió en los mismos defectos de la fortificación: mal diseñada, mal construida y mal mantenida.

El proyecto que envió a sus superiores en París es quizás el más importante y realista de cuantos se han diseñado para Badajoz a lo largo de su historia. Y acompañando a ese informe se encontraba el plano que nos ocupa: Plan des Ville, Chastéau et Forts de Badaios.

Detalle de la portada del informe de Villars-Lugein

En realidad, Villars-Lugein elaboró dos proyectos distintos. Uno con las obras necesarias para poner la plaza en perfecto estado de defensa. Revellines revestidos, fosos profundos, caballeros defensivos, anchos caminos cubiertos, baluartes bien terraplenados… una auténtica revolución que debía hacerse una vez terminada la guerra, pues implicaba casi el derribo de todo lo construido y su sustitución por una obra nueva; y claro, no era cuestión de desmantelar las defensas de la ciudad en plena guerra…

Detalle del plano que muestra las defensas de la ciudad proyectadas por Villars-Lugein

Pero mientras tanto, hasta que llegara ese momento, Villars-Lugein planteaba también las obras urgentes, las que eran necesarias de forma perentoria para poner a la plaza en un estado de defensa mínimamente aceptable, ante la posibilidad de que el enemigo emprendiera un asedio a Badajoz; posibilidad que se hizo realidad al año siguiente, en 1705, como hemos visto en el plano anterior de Pennier. Por ello, en el plano que acompaña a su informe, levantando unas solapas, puede verse ese segundo proyecto de urgencia, lo que Villars-Lugein consideraba impresncindible realizar cuanto antes.

El mismo área que anteriormente, pero con las solapas levantadas para revelar el proyecto de ejecución más urgente

Pues bien, de todo lo proyectado, no se hizo prácticamente nada. La siempre presente falta de presupuesto relegó poco a poco al olvido el proyecto de Villars-Lugein. Tan solo se ejecutaron algunas obras por la Puerta del Pilar, una rampa en el baluarte de la Trinidad, y poco más. Pero un obrero sí dejó constancia de esas obras con una inscripción en esa rampa mencionada, en la que escribió el año 1704, inscripción hallada en la rehabilitación reciente de dicho baluarte.

En definitiva un hermoso plano que aporta mucha informaciónsobre la ciudad. Por ejemplo, la escalera almohade recientemente re-descubierta en el sector noreste de la alcazaba, ya aparece perfectamente dibujada por Villars-Lugein. Pero, además, el documento ofrece una panorámica de lo que pudo haber sido la ciudad. Una ciudad con una muralla, ahora sí, de tipo Vauban, pues Villars-Lugein fue uno de sus discípulos más aventajados. Un plano maravilloso que se publica aquí y ahora por primera vez.

Y ahora, para terminar esta serie, cambiaremos de carpeta, pero no de autor ni de archivo, y veremos uno de los, en mi modesta opinión, más bonitos planos de Badajoz jamás dibujado.

Datos técnicos del documento

  • Título: Plan des Ville, Chastéau et Forts de Badaios.
  • Autor: Louis-Joseph de Plaibault de Villars-Lugein.
  • Fecha: 1704.
  • Dimensiones: 47 x 71 cm.
  • Escala: 100 toesas.
  • Institución: Service Historique de l’Armée de Terre (SHAT) del Ministerio de Defensa de Francia.
  • Signatura: GR 1 V M 37 2.

 

El proyecto que envió Villars-Lugein a sus superiores en París es quizás el más importante y realista de cuantos se han diseñado para la fortificación de Badajoz a lo largo de su historia.


Enviar un comentario con Facebook

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This